El presidente de la Asociación de Dueños de Factorías de Arroz del Suroeste, Alejandro Ramirez Bidó aseguró que los productores y molineros, tendrán que esperar mucho tiempo para reponerse del impacto negativo que provocó la sequía para el cereal.

Añadió que el presente año se registra una reducción de 700 mil quintales, calculado a RD$2,000, totaliza la friolera suma de RD$1,400 millones.

Afirmó que en los últimos 15 años, la producción de arroz en las aéreas que se irrigan por los sistemas de la hidroeléctrica de Sabaneta y en la cuenca del río Mijo, es de un millón de quintales, pero producto de 9 meses de sequía, para final de diciembre, solo se recolectaran 300 mil quintales.

Parceleros afirman que en periodo normal de lluvia, hacen dos siembras de arroz al año, ya que una buena parte de los terrenos dedicados a la producción agrícola en esta provincia utiliza variedades de ciclo.

Ramirez Bidó manifestó su preocupación por los efectos dejados por la sequía en la zona, en especial en el cultivo de arroz, porque ha generado muchos disgustos entre los financiadores, a tal punto que algunos han decidido reducir su participación, otros, hasta contemplan dedicarse a otra actividad productiva.