El doctor Víctor Terrero, director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), pidió a los médicos humanizar la atención que ofrecen a las personas con VIH y a las poblaciones vulnerables, y advirtió que la discriminación dificulta las políticas que buscan mejorar los indicadores.

Según Terrero, el 56 por ciento de un grupo de profesionales de la salud consultados en un estudio reciente prefiere no dar servicios a hombres que tienen sexo con hombres.

El funcionario intervino en un taller realizado con médicos residentes de ginecología y obstetricia del hospital infantil Robert Reid Cabral, Maternidad San Lorenzo de Los Mina y Maternidad San Rafael.

“La atención en salud recalcó debe estar puesta al alcance de todos los individuos y familias de la comunidad, con un espíritu de solidaridad, sin importar su condición”.

Dijo que en el proceso de cambios que vive la República Dominicana el sector salud tiene que ser inclusivo y humano.

Y añadió: “La discriminación por cualquier causa es una violación a los derechos humanos”.

Y dijo que la discriminación contra esas poblaciones dificulta mejorar los indicadores de salud, al restar eficacia a las acciones de prevención y atención.

Informó que la Respuesta Nacional que impulsan las autoridades y la sociedad civil se concentran en garantizar el respeto de los derechos humanos de las personas con VIH, reducir el estigma y la discriminación, fortalecer la atención Integral en salud, garantizar la sostenibilidad de las acciones de prevención y atención y contribuir con la protección social de los grupos más vulnerables de la sociedad.