Tomar obsesivamente “selfies” ahora es un desorden mental real llamado “selfitis”

En 2014, una historia viral que circuló en línea informó que la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) había acuñado “selfitis” como un nuevo trastorno mental para las personas que obsesivamente se toman selfies y los publican en línea. Esa historia resultó ser un engaño, pero provocó una nueva investigación. Ahora, tres años después, la “selfitis” es real.

Los investigadores Janarthanna Balakrishnnan de Thiagarajar School of Management en Madura, India y Mark D. Griffitsh de Nottingham Trent University en Reino Unido, publicaron en el International Journal of Mental Health and Addiction una investigación denominada “Estudio exploratorio de “Selfitis” y su escala de conducta” (An Exploratory Study of “Selfitis” and the Development of the Selfitis Behavior Scale)

En base al estudio se creó la escala de conducta selfitis (Selfitis Behavior Scale – SBS) con el objetivo de clasificar las personas obsesionadas con selfies dependiendo del grado de  exposición.

Balakrishnnan y Griffitsh elaboraron un conjunto de factores que llevan a las personas a tomarse selfies obsesivamente.

Factor 1:  Mejorar el entorno
Tomarme selfies me da una buena sensación para disfrutar mejor de mi entorno

Soy capaz de expresarme más en mi entorno a través de selfies

Tomar selfies proporciona mejores recuerdos sobre la ocasión y la experiencia

Me tomo selfies como trofeos para recuerdos futuros

Factor 2: Competencia social
Compartir mis selfies crea una sana competencia con mis amigos y colegas

Tomar diferentes poses en selfies ayuda a aumentar mi estatus social

Publico selfies frecuentemente para obtener más “me gusta” y comentarios en las redes sociales

Utilizo herramientas de edición de fotos para mejorar mis selfies, con el fin de verme mejor que otros

Factor 3: Búsqueda de atención
Obtengo mayor atención al compartir mis selfies en las redes sociales

Me siento más popular cuando publico mis selfies en las redes sociales

Al publicar selfies, espero que mis amigos me evalúen

Factor 4: Cambio de humor
Soy capaz de reducir mi nivel de estres tomandome selfies

Tomarme muchas selfies mejora mi estado de ánimo y me hace sentir feliz

Tomarme selfies modifica mi estado de ánimo instantáneamente

Factor 5: Autoconfianza 
Me siento seguro cuando tomo una selfie

Me vuelvo más positivo conmigo mismo cuando me tomo selfies

Me tomo muchos selfies y los miro en privado para aumentar mi confianza

Factor 6: Conformidad subjetiva
Obtengo más aceptación entre mi grupo de pares cuando tomo selfies y lo comparto en las redes sociales

Me convierto en un miembro fuerte de mi grupo de amigos publicando selfies

Cuando no tomo selfies, me siento separado de mi grupo de compañeros

 

Los investigadores utilizaron 225 estudiantes de dos universidades indias y los clasificaron por grupos, límite, agudo y crónico. Tres niveles de selfitis propuestos en el estudio del 2014.

De los participantes, 34% eran de la categoría límite, 40.5% de la categoría agudo y 25.5% de la categoría crónico. Los hombres tuvieron un alto porcentaje (57.5%) en comparación con las mujeres (42.5%). Los más jóvenes, en edades de 16 a 20 años, resultaron ser los más susceptibles.

9% de los participantes se toman más de 8 selfies al día y 25% de los participantes publican 3 de ellos en las redes sociales.

“Típicamente, aquellos con esta condición sufren de falta de confianza en sí mismos y buscan ‘encajar’ con quienes los rodean y pueden mostrar síntomas similares a otros comportamientos potencialmente adictivos”, dijo Balakrishnan.

Ahora que la existencia de la condición parece haber sido confirmada, se espera que se lleven a cabo nuevas investigaciones para comprender más acerca de cómo y por qué las personas desarrollan este comportamiento potencialmente obsesivo y qué se puede hacer para ayudar a las personas más afectadas, agregó Balakrishnan

Con información de Petapixel / Redacción: Melissa Güílamo