Home Turismo Viajar a Reino Unido después del Brexit: qué cambia “y qué no”

Viajar a Reino Unido después del Brexit: qué cambia “y qué no”

210
0

Aunque el Reino Unido se separa de la Unión Europea después de 47 años de pertenencia, para el ciudadano de a pie no cambian demasiado las cosas. Al menos, durante el periodo de transición previsto hasta el 31 de diciembre de 2020. Y en todo este tiempo, se seguirá aplicando la normativa comunitaria. De modo que si tenías previsto viajar a Reino Unido próximamente, podrás hacerlo como lo tenía previsto a lo largo de todo este año.

A partir del 1 de enero de 2021, lo más probable es que los ciudadanos europeos deban llevar tu pasaporte como lo harías en caso de ir a cualquier país extracomunitario, de modo que asegúrese de tenerlo en regla para entonces. 

En la página creada por el Gobierno británico para informar sobre todo lo referido al Brexit, se señala que quienes vivan en el Reino Unido desde antes del 31 de diciembre de 2020 como ciudadanos de la UE, podrán usar su carnet de identificación para ingresar en el país hasta el final de 2025. Y pasado el periodo transitorio, los ciudadanos no necesitarán visado alguno, siempre que nuestra estancia en Reino Unido sea de menos de 90 días. 

Ahora hablemos de los extranjeros

Unos 27 millones de ciudadanos de la UE viajan anualmente a Reino Unido, cifra que supone dos tercios de los visitantes extranjeros que recibe. Los turistas europeos son muy importantes para Gran Bretaña, por lo que este país tratará de facilitar los viajes a su territorio. Aún desconocemos los efectos que el “brexit” tendrá sobre la economía y la política, pero, para los turistas, el asunto está algo más claro. 

¿Cambia algo para los latinoamericanos que quieran ir a Reino Unido a hacer turismo, estudiar o trabajar?

No. La libre circulación de personas solo se aplicaba a ciudadanos de la UE y Estados con acuerdos especiales como Suiza o Noruega. Los llamados extracomunitarios, personas de fuera de la UE, estaban y siguen sujetos a otras normas.

Por ejemplo, muchos de los países europeos son firmantes del Acuerdo de Schengen. Según este, sus territorios conforman el Espacio Schengen y todo aquel que haya entrado en él, podrá moverse libremente de nación en nación sin tener que pasar por controles fronterizos.

Resultado de imagen de viajes al reino unido"

Es por eso que, por ejemplo, cuando alguien solicita una visa de turismo a Francia, esta le sirve también para entrar luego en Alemania, Portugal o cualquier otro de los 26 países que forman parte del Espacio Schengen. Pero no en Reino Unido.

Los británicos siempre prefirieron mantenerse fuera de este acuerdo e imponer las exigencias para elingreso de personas a su país según su propio criterio.

Por eso, por ejemplo, si eres peruano o colombiano, no tendrás que pedir visa para visitar un país Schengen. Pero sí deberás hacerlo si quieres ver el Big Ben en Londres o darte un paseo por Escocia.

En cuanto a las visas de trabajo, cada país europeo concede la suya bajo distintos criterios. Es por eso que alguien con una visa de trabajo para Suecia solo podrá trabajar en Suecia.

¿Y Reino Unido? Como ya regulaba por su cuenta las visas, nada cambiará para los ciudadanos extracomunitarios, como los latinoamericanos, que tendrán que seguir pidiéndola para estudiar y trabajar allí.