Volvo empató con Lexus como una de las marcas de lujo preferida por los consumidores norteamericanos, obtuvieron la primera posición del último Informe sobre el índice de satisfacción del cliente estadounidense (ASCI), que se dio a conocer este martes.

“Volvo es el principal ganador en el segmento de vehículos de lujo”, indica el informe. Volvo tenía un puntaje ACSI de 85 en una escala de 100 puntos, un récord para la marca y una mejora desde un puntaje de 82 el año pasado, según una publicación de Forbes.

Subaru fue la marca número uno en el mercado masivo, con un puntaje de 84, un punto porcentual menos que el año pasado. Honda y Toyota empataron en la posición dos, seguidos de Volkswagen en el número tres, con un puntaje de 82. Eso fue una mejora de cuatro puntos, haciendo de VW una de las marcas más mejoradas en la encuesta.

El informe se basa en entrevistas con 4,649 clientes, elegidos al azar y contactados por correo electrónico entre el 11 de agosto de 2017 y el 31 de julio de 2018, de acuerdo con ACSI LLC.

La empresa automotriz Zhejiang Geely Holding Group de China posee los Volvo Cars de Suecia. Volvo está regresando a los Estados Unidos, gracias a una nueva línea de autos y crossovers.

Hasta julio, las ventas en EE. UU. de Volvo habían aumentado en un 37% desde hace un año, a 56,244, según el Automotive News Data Center.

Volvo, que en latín significa “enrollar”, lanzó un crossover rediseñado el XC60 en este año. Se espera que la primera planta de fabricación en EE.UU, en Carolina del Sur, comience a construir el sedán compacto S60 rediseñado este otoño. Volvo Cars se ha reinventado desde entonces. La matriz Ford Motor Co. acordó vender Volvo Cars a Geely en 2010.